Mi hemisferio derecho

¿La creatividad nos define como profesionales? Las claves de la creatividad

En el mundo del la publicidad y el diseño existe la gran idea de que la creatividad es el rasgo que nos hace especiales frente al resto de los seres humanos. Decimos que somos “creativos” para definirnos y definir un puesto de trabajo. Eso es erróneo. Una pantomima. No hay que tener miedo a gritar al mundo: “¡yo no soy creativo!”. Somos publicistas, directores de arte, directores creativos, diseñadores, artistas, paletas, electricistas, taxistas, médicos y un largo etcétera.

El término “creativo” ha sido prostituido por los profesionales del sector para enfatizar un rasgo que existe en todo ser humano y que creen que los hace especiales al resto de seres vivos. En verdad, no nos hace especiales. Ni tan siquiera es una cualidad. El verdadero rasgo que nos diferencia totalmente del resto de formas de vida tiene un nombre: imaginación. Así de simple. El uso de una imaginación sin límites es la verdadera capacidad que nos hace especiales y nos diferencia del resto de seres vivos, porque esa capacidad nos permite crear.

La creatividad no da ideas, solo nos ayuda a tenerlas. Cuando alguien dice que no es creativo cuando no se le ocurre nada para un proyecto y se critica por parte de un compañero de profesión o profesor, muere un ornitorrinco en el mundo. Las ideas vienen de nuestra imaginación, simplemente lo que falla es el proceso de encontrar una aplicación práctica para ellas. Por lo tanto tiene razón, no es creativo, pero eso no significa que no sea capaz de imaginar mil y una ideas.

Pero, ¿qué es la creatividad? Hay muchas enseñanzas falsas sobre la creatividad. Una de ellas es que ser creativo es hacer cualquier cosa que se te pase por la cabeza. Por desgracia el arte contemporáneo está empecinado en esto. La creatividad es un proceso, que nos permite tener ideas que aporten valor. Un proceso, una herramienta. Nuestra capacidad de imaginar nos da más o menos ideas. El proceso creativo te permite encaminarlas a tus necesidades. Todo el mundo puede ser creativo: un matemático, un músico, un profesor, un científico…siempre que haya inteligencia de por medio hay creatividad. Pero para todo esto, hay que poder controlar los materiales con los que trabajas para obtener los efectos que te interesan, que has imaginado. Igual que se aprende a leer, se puede aprender a ser creativo. Todo depende en estudiar lo necesario, de practicar, de lanzar hipótesis, hacer bocetos, explorar nuevos territorios y posibilidades…Para eso se necesita destreza y práctica. Depende, básicamente, del conocimiento de las instrumentos para poder realizar y llevar a cabo aquello imaginamos. Es una herramienta limitativa. Depende de nuestros conocimientos y de nuestras facultades. Es educable y, por lo tanto, tiene la capacidad de ser influenciable. La creatividad se aprende y, por lo tanto, no es especial ni distingue. Es, en definitiva, un proceso para dar practicidad a nuestro imaginario, pero para ello hay que aprender a hacerlo. Es lo que se llama proceso creativo.

Entonces, ¿qué nos hace especiales para trabajar en este sector? La respuesta es simple: la aptitud. Hacemos algo que comprendemos de manera natural y que nos apasiona. Es la capacidad natural para comprender todos los entresijos de la profesión y sentir que nos llena lo que hacemos hasta el punto de alterarnos el sentido del tiempo. Eso, lo que nos hace especiales frente al resto de personas. Es lo que nos hace idóneos para desarrollar nuestra profesión y no otra.

La creatividad no es ni un estado de ánimo (aunque estar bien ayuda a liberar la mente y, por lo tanto, la imaginación) ni una capacidad especial. Es un proceso, una herramienta que se aprende estudiando y se perfecciona con la práctica. Lo que realmente nos hace especiales y únicos para trabajar en este sector es: tener una sensibilidad natural para realizar este tipo de trabajo, sentir la pasión suficiente como para sentirnos realizados mientras trabajamos e imaginar sin miedo ni vergüenza a los que venga a la mente, usando la creatividad para encontrar las soluciones a los problemas a los que no enfrentamos día a día.

Se es imaginativo, sensible y apasionado. Esta es  la realidad. Hasta que no cambie la forma de pensar del sector, se deberá seguir luchando para poder dejar de decir ser una persona “creativa” para ser contratado en un agencia o estudio, en vez de ser valorado por las verdaderas aptitudes que uno tiene. A ser creativo se aprende, para dedicarse al diseño y la publicidad se nace.

Read more →

Tendencias creativas para el 2014

Llega el 2014 y con él la guerra para estar a la última en todo lo que engloba el mundo creativo. Voy a intentar resumir los puntos más importantes de cada campo para el año 2014. En posts posteriores me centraré más en cada uno y desgranaré otras tenencias importantes que habrá que tener en cuenta.

Para el Director de Arte, este 2014 puede ser un año muy interesante, puesto que las nuevas tecnologías van a ganar mucha importancia y habrá que saber adaptarlas a los gustos y entendimiento del consumidor. No habrá un gran salto estético, el final del 2013 ya ha ido marcando las tendencias que se esperan par el próximo año, sobretodo con la salida del nuevo iOS 7 de Apple, que ha marcado un claro camino para el próximo año.

1.- Color. Para 2014 la tendencia será el uso de colores pastel ycolores muy intensos. La psicología de color ganará mucha importancia. Ya no bastará con el gusto del diseñador. Debe tener una razón y una finalidad. Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone Color Institute, ha declarado que “los consumidores buscan un equilibrio reflexivo, emocional y artístico“. En todos los campos, y como viene dado en los últimos dos años, el color block seguirá siendo importante.

2.- Diseño Gráfico. Para este campo se esperan varias cosas: mayor peso de la ilustración, simplicidad y profundidad. El minimalismo gana un peso muy grande y vuelve a erigirse como el gran dominador. En contraposición se espera que la profundidad vuelva a la hora de diseñar logotipos.

3.- Imágenes. Ganaran mucha importancia las imágenes muy desenfocadas para fondos y web, las imágenes con reflejos de lente y brillos y el uso de modelos “reales”. Las imágenes deberán ser muy naturales y cálidas. Quedarán relegadas las imágenes de estudio y la modelos de pasarela. La naturalidad y el realismo social será la tónica en este año.

4.- Web. Tres puntos muy importantes: Parallax, diseño ocupando toda la pantalla y responsive. El año se presenta como una revolución en el mundo web. Pero estos tres aspectos ganarán mucho peso y se harán imprescindibles a la hora de tener éxito en un web. La webs deberán estar obligadas a adaptarse a dispositivos móviles. Ya no se deberá plantear una web como algo que se vea por el ordenador si no como una plataforma que forme parte de un ecosistema tecnológico cada día más amplio.

5.- Packaging. Con la crisis, ha sido un campo muy castigado. Para este año se espera diseños de envases con un doble uso: conciencia ambiental mediante la reducción de los residuos y dar al cliente dos productos en uno. Una empresa holandesa vende bombillas cuyo envase se convierte en una pantalla de lámpara. Lu, la marca de galletas francés, ha introducido una caja que se convierte en un juguete de los niños cuando se pliega.

6.- Apps. Desaparece el skeumorfismo definitivamente. Será un diseño minimalista  y sin grandes elementos decorativos. La funcionalidad y la estética visual ganará sobre los diseños sobrecargados y buscando acercarse a la realidad. Los iconos:diseño flat para los de iconos de las Apps y de linea fina para el diseño de interfaz. Las animaciones en el diseño serán importantes: cambios de página, iconos, menús, etc. Las apps irán destinadas cada vez a grupos más reducidos y especializados, ganado aún más protagonismo la geolocalización y las aplicaciones de marca. Un grandísimo año por delante.

7.- Videos. La llegada de las cámaras personales y su conexión con los dispositivos móviles, darán un vuelvo a la expresión mediante vídeos. Cortos e intensos, los vídeos de deportes extremos, planos subjetivos y planos imposibles, ganarán adeptos. La duración caerá en picado. El social media imperante como Vine o Instagram, obligará a reducir los vídeos a 5-7 segundos para explicar una historia. Poco tiempo, pero mucha intensidad y espectacularidad en sus planos. Atentos al uso de drones para gravar planos aéreos, una alternativo magnífica para hacer planos únicos.

8.- Publicidad. La publicidad móvil ganará cuota de mercado. Cada vez las campañas deberán englobar tanto los medios físicos como digitales. El marketing de contenido será el rey y las imágenes serán muy importantes. Los textos irán perdiendo peso, ya que cada vez el consumidor dedicará menos tiempo a observar la publicidad. Pinterest e Instragram serán dos plataformas muy importantes en 2014 para campañas. La realidad aumentada y la tecnología NFC, al fin (aunque cada año se dice lo mismo) irán entrando con fuerza entre el consumidor.

9.- Impresión 3D. No nos podemos dejar la irrupción del la impresión 3D. Promete ser la gran novedad de este 2014 y permitirá dar un gran salto en todos los campos del diseño y la creatividad.

Después de unos años donde el diseño ha ido cogido de la mano con la crisis, conllevando un nivel estético y creativo bastante bajo en todo el sector, este 2014 se presenta visual y creativamente positivo. Esperemos sea así y las empresas apuesten por la creatividad como herramienta para salir de esta crisis que tanto daño nos está haciendo.

Os deseo un feliz y próspero 2014 a tod@s l@s creativ@s.

Read more →

10 claves para ser un buen jefe en el mundo del diseño y la publicidad

Si hay una cosa cierta en este mundo hoy en día es que una empresa puede funcionar sin jefes, pero no sin trabajadores. A partir de aquí, la figura del jefe debe ser una figura que construya y no destruya. En el mundo del diseño, marketing, branding y la publicidad, estos deben tener unos conocimientos y habilidades diferentes a los del resto del sector. Pues sus trabajadores tienen, en mayor o menor medida, un elemento que los diferencia del resto de trabajos: la creatividad. Y para que esta fluya a raudales hay que tener un ambiente de trabajo positivo. El jefe tiene mucho que ver en que sea así.

A continuación voy a exponer 10 claves para ser un buen jefe y ser respetado por tus trabajadores:

1.- Sentido común. Lo más importante de todo y lo que más escasea. Uno siempre debe tener presente en la vida que no debe hacer a otros lo que no quiere que le hagan a él. Por lo tanto, lo principal en esta vida es tener sentido común y hacer aquello que crea correcto. En las tomas de decisiones se deben tener en cuenta los máximos elementos posibles, más allá de los intereses personales y profesionales.

2.- Dirección, organización y supervisión. Son los tres pilares de un jefe. Debe dirigir a su equipos, organizar los proyectos y a sus trabajadores y supervisar que se haga el trabajo. No se basa solamente en mandar que se haga una tarea y luego recoger los frutos de un buen trabajo. Tampoco se basa en ser un General del ejército. Un jefe que solo manda y no se muestra activo con su equipo, crea malestar y, por lo tanto, baja producción.

3.- Comunicación. No sirve de nada un jefe que no sabe que pasa en su departamento o empresa. Es importante estar siempre informado sobre el día a día de tu departamento. Reuniones frecuentes, responder a los mails, a las llamadas, atender a tus trabajadores en tu despacho…La comunicación debe ser fluida y se debe mostrar interés diario por el trabajo de tus empleados. No le sirve de nada a tu equipo tener un jefe que no se preocupa ni por si sus trabajadores vienen a trabajar. Necesitan sentirse importantes dentro de la empresa y el nexo de unión entre ellos y ésta es su jefe.

4.- Responsabilidades. Las responsabilidades de cada uno dentro del equipo de trabajo y de cada proyecto es indispensable. Un trabajador no puede trabajar sin saber si una tarea es su responsabilidad o simplemente su deber. Son dos conceptos diferentes. Un Diseñador tiene la obligación de hacer el diseño que le han mandado, pero la responsabilidad de que esté hecho es de su superior, en este caso el Director de Arte. Las responsabilidades tiene un peso y un precio. Trabajar sin saber las responsabilidades de cada uno lleva al caos, el mal ambiente y la falta de confianza entre los trabajadores. Además, en caso de problemas, es importante tenerlas claras para solucionarlo de la forma más rápida y eficaz posible.

5.- Conocimientos. Un buen jefe debe poder ayudar a sus empleados cuando tengan un problema. Por lo tanto debe tener, al menos, conocimientos básicos de todas las tareas que compiten a su departamento o empresa. Un Director de Arte Web debe conocer como mínimo que es el HTML y el CSS, igual que un Director de Branding debe tener los conocimientos básicos de que es una marca. Ya no por el simple hecho de poder hablar de tu a tu con tus trabajadores y externos, si no que una persona no puede tomar decisiones sobre algo que desconoce. Cuanto mayor sea el cargo más conocimientos. Es muy importante para los trabajadores tener una figura que pueda solventar sus problemas o aconsejarlos ante disyuntivas laborales. No respetaran a un jefe que no sabe nada de su trabajo.

6.- Empatía. Importante. Todos tenemos vidas, mentes y sentimientos diferentes. Tener la capacidad de poder entender los problemas laborales y personales de tu trabajador, permitirá que estos ven en ti una figura más respetable. Debe estar ahí para escuchar sus problemas, entenderlos y aconsejarlos. Siempre diciendo lo que necesita escuchar, no lo que debe escuchar. Si no haces caso de sus problemas y no eres accesible, ellos acabaran por dejar de respetar la figura del jefe.

7.- Control. Una persona va a una empresa a trabajar, no a la discoteca. Libertad sí, descontrol, no. Normas a seguir sí, prohibiciones, no. Una persona debe sentirse a gusto trabajando, no puede ni sentirse en un campo de concentración, con un jefe que ordena y ordena, ni en un desierto, solo y abandonado porque su jefe no hace el más mínimo caso a sus empleados. Debe haber libertad para poder desarrollar la creatividad, pero no dar pié a la anarquía porque entorpece los procesos creativos.

8.- Ayuda. La ayuda de un jefe a un trabajador no puede ser nunca la directriz de que hable con otra persona. Un trabajador no puede sentir sensación de desamparo. Si no puede contar con la ayuda de un superior no contarán con él para explicar los problemas y esto puede acarrear el desgaste del departamento y acabar con un problema de difícil solución. Por lo tanto un jefe no debe ser ajeno a ellos y a sus soluciones. Éste debe ser el líder al que todos siguen.

9.- Respeto. Un jefe debe respetar a sus trabajadores. Debe ser el primero en llegar y el último en irse. Debe respetar sus ideas, opiniones, decisiones, críticas, trabajo. No puede pasar nunca que una propuesta se tire a la basura por parte del jefe sin haberlo leído o hacer repetir un trabajo tres veces porque se pidieron cambios incorrectos. Es importante solucionar los problemas cara a cara, no esconder la cabeza y dejar que otros ajenos al problema tomen cartas en el asunto. Una persona no respeta a quién no le respeta a él.

10.- Motivación. Debe motivar y hacer sentir bien a su equipo. La creatividad depende de la buena salud mental. Un estado anímico negativo disminuye la creatividad. Por lo tanto se deeb trabajar en pro de la felicidad de los trabajadores. Y lo más importante, en el mundo creativo el dinero no mejora tanto la satisfacción a sus trabajadores como lo puede hacer tener los elementos necesarios para desarrollar sus tareas. Así pues, antes de pagar sobresueldos para motivar, prueba en comprarles un mesa de ping-pong y dejarles jugar un rato para distraerse o cámbiales los ordenadores por los Imac de última generación. Seguro serán más creativos.

Ser jefe no es fácil y acarrea muchísimo trabajo. Poro también es cierto que cobra muchísimo más por él que cualquiera de sus trabajadores. Eso es lo que más presente tienen los empleados de una empresa. Por lo que hay que estar siempre a la altura de lo que se espera de uno.

No debemos olvidar, por último, la máxima de Peter dice que todo trabajador asciende hasta el puesto en el que es completamente inútil. Es trabajo de éste que se note o no.

Y, por favor, dejad de lado el coaching, denigra al trabajador.

Read more →

¿Hay vida más allá de las agencias?

En el mundo del diseño y la publicidad, hay muchos diseñadores o creativos que, por causas de la vida, han tenido que ir a trabajar a empresas de otros sectores. Probar fortuna en empresas que no son ni agencias, ni estudios de diseño. Son los que yo denomino “outsiders”. Pero, no por ello dejan de ser personas creativas y grandes profesionales de la publicidad y el diseño.

Estos son cinco puntos que marcan la vida de un outsider:

1.- Están sectorizados. Se les tilda de estar especializados en un sector y, por lo tanto, se da por hecho que han perdido la capacidad de poder tener ideas para otros sectores, temáticas o proyectos ajenos a su mundo laboral. Pero un creativo lo es siempre y donde de sea. ¿A caso no hay agencias especializadas en health o moda o es que uno sale de la escuela especializado en estos sectores? Que haya pasado tiempo haciendo creatividades  de una determinada temática, no significa que no sea capaz de tener ideas para cualquier tipo de cliente.

2.- La eterna experiencia en agencia. Empieza a ser cansino. ¿Experiencia en agencia? ¿Alguien podría explicar exactamente que es? ¿Es que el proceso creativo deja de existir fuera del sector? ¿Es que solo en agencias se trabaja con breafings creativos, brainstirmings o conceptos creativos? Muchas empresas tienen en su organización departamentos que se dedican a trabajar como si fueran agencias. Idean, gestionan y producen sus propias campañas. Incluso usan gafas de pasta, iphone, longboard y pantalones de pitillo. Por desgracia esa idea de que son incapaces de adaptarse a una forma de trabajar determinada ha calado demasiado en el sector.

3.- Defensores de la profesión. No hay mejor trabajador que aquel que defiende día a día su trabajo. Que lo dignifica. Los “outsiders” deben luchar cada día con gente que no tiene la más mínima idea ni de realizar una presentación Powerpoint. Llegar a una empresa donde la Comic Sans es su tipografía oficial es duro, pero luchan para que la imagen de la empresa sea la más moderna y brillante posible.

4.- Autodidactas. Crecen profesionalmente aprendiendo a solucionar los problemas de forma autónoma. Muchas veces bajo la tutela de un superior sin conocimientos básico de diseño, imagen o branding. Que mejor para una agencia que poder tener un trabajador autosuficiente. Tienen una capacidad asombrosa de resolución de problemas y conocimientos de todo el proceso de organización, gestión y producción de proyectos.

5.- Perfiles únicos. Dentro de un sector tan cambiante, poder adquirir experiencia diferentes a las que tendrías dentro de una agencia o un estudio debe ser un factor positivo y no negativo. Personas que han formado parte de departamentos de marketing, que han trabajado en empresas de branding, que han maquetado para imprentas, ha diseñado en empresas de eventos,…Todo esto enriquece las capacidades y los conocimientos del creativo. Creando perfiles de creativos capaces de conocer los entresijos de las empresas, es decir, los clientes.

No vamos a descubrir ahora que el sector de la publicidad y el diseño es uno de los más sectarios del mundo laboral. Que si no formas parte de él, no puedes entrar y si un día te fuiste no puedes volver. Pero hay muchos creativos ahí fuera con muchas más aptitudes que muchos de los creativos que trabajan en agencia. ¿Se imaginan lo que ellos saben y que jamás un trabajador de agencia o estudio podrá aprender? Por desgracia, esa etapa laboral fuera de agencias hace que se les cierren más puertas de las que se les abren. Un error.

Read more →